Ir al contenido principal

Narración: De tal palo...



Ver, oír, callar. Así se definía mi vida antes de conocerla. Solo veía, oía y callaba.

Observaba las injusticias que cometía mi jefe. Escuchaba los insultos y la información que le comprometía. Callaba su trato inhumano hacia ciertas personas.

En cierta forma, era un modo de supervivencia "mientras menos destaque mejor me va" eso me decía a diario, en verdad quería creerlo, yo me busque ese tormento. 

Ojalá pudiera recordar la cantidad de años que sobreviví bajo esa norma autoimpuesta. Sobreviví, mas no viví.

Solo veía los problemas ir y venir. Como en todo en esta vida, había temporadas buenas y temporadas malas. Corrijo, había temporadas malas y temporadas peores.

Mi parte se hacía bien, siempre mantenía limpia la oficina y los corredores...y los baños. Me tocaban insultos de vez en cuando pero contadas ocasiones pasaba a mayores, solo un par de veces tuve que ser hospitalizado. No tenía nadie que me visitara.

Todo cambió de repente cuando ella llegó, una nueva empleada. De no ser por el gafete hubiera jurado que era un ángel. Tanta perfección, no había manera de que fuera terrenal.

Su presencia alegraba el día de cualquiera. Hasta el de mi jefe, quién parecía sentirse avergonzado cada vez que se encontraban. Luego me enteré de que ella era su hija.

Cuando me tocaba limpiar la oficina de ese ser perfecto y puro procuraba hacerlo mejor que de costumbre, generalmente dejaba una rosa sobre su escritorio. Lo cual no tenía sentido pues empalidecía ante su belleza.

Pero que mas podía hacer alguien como yo, una persona que vivió toda su vida entre escobas y libros. Tenía que agradecerle con acciones, tenía que darle las gracias por existir.

Un día, ayer, decidí hacerle un poema. Nunca antes había sido tan elocuente con mis palabras, sin embargo, jamás pensé que mi poema fuera digno de ella. Pero no podía aspirar a mas, la sensación que ella transmitía era  indescriptible. Ni el mismísimo Neruda hubiera sabido expresarse mejor que yo.                 

Esta mañana, en lugar de la rosa, coloque el poema escrito con la mejor de mis letras. Ilusionado con que lo leyera y aunque fuera un poco pudiera sonreír.   
                              
No me había dado cuenta que rompí mi propia regla, destaqué ante mi jefe. Y de la peor de las maneras, halagaba a su hija.

Hace 5 minutos me mandó a llamar y yo, temeroso, acudí a su oficina. Ahí estaba él junto a su hija, pero ella no parecía más un ángel. Tenía una risa que yo catalogaría como demoníaca y sus ojos desprendían una sensación espeluznate. Incluso peor que su padre.

Ella no era tan fuerte, tuvo que pegarme con un palo...al ver que no surtía efecto se cansó y saco una pistola. Vaya que la agarraba con naturalidad.


¡Vaya tonto que fui! Me dejé engañar por ella y ahora estoy recostado dentro de una bolsa exhalando mi último aliento. Olvidé dos cosas: La primera, no tenía que romper mi regla; la segunda, aquél refrán que decía "De tal palo...".













Sígueme en twitter o suscríbete al blog, para saber cuando publique algo nuevo

http://soygisari.blogspot.mx/p/como-suscribirse-mi-blog.html

Me interesa mucho tu opinión, por favor tómate un minuto para dejar un comentario.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi opinión sobre el racismo

Racismo: a mi me suena a separar razas.

Los perros se dividen en razas de todo tipo, a mi me gustan unas mas que otras. ¿Se verá desde el mismo enfoque las razas humanas?¿Habrá personas que les guste mas una raza que otra? Hasta la pregunta ofende, claro que sí. 

Tenemos ejemplo radicales como Hitler, Ku Kux Klan o ejemplos mas sutiles como una mujer rechazando a un hombre porque "no le gustan tan morenos".
El racismo y los estereotipos.
Lo primero que me viene la mente cuando pienso en racismo son los estereotipos, los estereotipos generalizan y si hay algo en lo que estoy en contra es en generalizar, no pueden haber reglas generales en lo que respecta a la sociedad. Opino que los estereotipos son el pilar del racismo,por ejemplo, una persona cree que los chinos son de una forma o que los negros son de otra, está persona comunica este pensamiento a un niño que crece con la idea y difunde el pensamiento. Con esto se crea una cadena y una persona puede creer que los chinos so…

Narración: Odio a las cerezas

Odio a las cerezas. Su color, su aroma, el como están presentes en todo aspecto en mi vida. 
De niño, que tenia mejillas color cereza; de adolescente, que hacer un nudo con el tallo de la cereza solo usando la boca para besar bien; en esta pronta adultez, que voy a la universidad color guinda.
Todos los días, al menos una vez, escucho la palabra "cereza" ya sea en refranes, poemas o hasta chistes. Estoy harto del chiste de cere-eza-yo. De la expresión "la cereza del pastel" o de que comparen cualquier rojo con el rojo cereza. 
Es una maldición y no se porque me persigue, no he escuchado que nadie odie  a las cerezas con la misma intensidad que yo.

Tengo que ser sincero, no me desagrada el sabor, solo todo lo demás. El significado romántico e irónico que conllevan,  cómo no deja de atormentarme esta palabra.
El destino sabe que me desagrada y por eso se empeña en mencionarla.
Cada novia que he amado profundamente venía con su propia manía de cereza incluida. A una …

Argumentos de los vegetarianos.

No tengo nada en contra de los vegetarianos y los veganos, es su vida y pueden hacer lo que quieran con ella. En esta entrada voy a mencionar algunas contradicciones que, según yo, tienen sus argumentos.
Primero hay que diferenciar entre un vegetariano y un vegano. Un vegetariano no come animales pero sí alimentos de origen animal; tal como los huevos, leche, mantequilla, etc. Un vegano no come nada que tenga que ver con un animal, ni siquiera los huevos.
Según veo, las principales razones para adoptar este estilo de vida son 2:

Porque amas a los animales y no soportas imaginar que te comes alguno.Porque temes por tu salud y no quieres comer animales "producidos en masa" que son inyectados con hormonas y antibióticos.

Es decir, o malinterpretas la moral creyendo que un animal no se puede comer o eres paranoico y de seguro no vacunas a tus hijos por miedo a que queden autistas.
Es cierto que cada quien tiene su manera de pensar, la mía es esta:
Un animal se puede comer porque…