Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

Narración: Hoy no

Ayer fue igual que anteayer y al día anterior y al anterior pero hoy es distinto...
Me siento distinto, decidido. A pesar de que he seguido mi rutina diaria. La misma, vacía y hartante rutina
Me levanto con el despertador, lo apago; me aseo para ir al trabajo, no desayuno.
Una vez en el trabajo saludo a las misma gente, evito a los de siempre.

Me siento en esa silla, frente a la computadora. Configuro el sistema y con ayuda de unos audífonos y un micrófono empiezo 4 horas de hablar ininterrumpidamente.

Atiendo a personas diferentes pero con problemáticas tan similares que siempre me parecen la misma.
Corto el rollo un momento y voy a comer con mi compañero de al lado. Siempre al mismo puesto en la esquina.

Asiento cuando cuenta algo que cree interesante. Solo pienso en lo aburrido que es. Vive con su esposa e hijos, no se queja de su vida. Es monótono, uno mas.
Regreso a torturarme cuatro horas mas al trabajo. Hablo y atiendo amablemente a los clientes o eso dicen. La verdad es que …

El mundo sigue girando - Chojin

Normalmente no lo planeas, simplemente pasa. Tu mundo cambia y de repente sientes que has quemado otra etapa.

Pierdes a alguien. Porque se fue, porque te echó o porque le echaste. Cuesta adaptarte, parte de ti quiere vivir como antes.

No sabes cómo vas a hacer para seguir adelante, nadie puede enseñarte a vivir los momentos frustrantes.

A ratos crees estar seguro de que vas a ahogarte, se han llevado la orilla a otra parte, nadar no parece siquiera importante...

Los consejos suenan vacíos e insignificantes. Tu mundo es tuyo, a ti no puede entenderte nadie. El dolor poco a poco se convierte en tristeza y es incluso peor porque afecta al motor y no deja que arranquen las ganas en tu cabeza.

Dos opciones ahora se presentan: te dejas llevar o te frenas. Te puedes hundir en la pena, o puedes luchar contra ella. Acepta la ayuda de fuera, pero no olvides que es tu problema; tú debes de ser el que lo enfrenta, tú debes ser quien lo resuelva.

Hay una salida que espera por cada laberinto…